viernes, 30 de diciembre de 2011

el olvido

Disuelvo un imposible en alcohol, le agrego una pastilla
le agrego también indiferencia
le agrego lo que sentía cuando jugaba,
cuando fingía entre las gentes que no me conocía

Con narcótico sentimiento me olvido
camino, fumo, me recuesto en la falda de mi rutina
no miro atrás, no soy tan valiente …
… podría estar o no estar y lo uno o lo otro …
en lenta y macabra tortura, me mataría …

Cada día me desangro un poco
cada recuerdo es una gota que cae
sobre mi maldito ánimo que adormecido, drogado
me sostiene para seguir adelante
con el plan, idea de un dios cada vez más ausente,
mítico, lejano, inexistente…

Revivo palabras, secretos
y me parece que nunca fue cierto
como alucinación que he estado teniendo
Nosotros, los complices …
… extraños entre las gentes, imposibles, absurdos,
como sacados de un mal sueño …

Pero hemos abierto los ojos
y he puesto los pies sobre el satánico suelo
donde me estrellé, sin mis zapatos …

Hoy sólo maldigo la inocente tranparencia
corazón tan expuesto hasta los huesos..
…Nunca antes fui tan yo
y ya no sé si soy lo mismo…

Disuelvo este imposible en otra copa
y le agrego más barbitúricas pastillas
para adormecer la nostalgia, maldita melancolía
que me arrastra hasta un pasado que de remoto y olvidado
parece ser de mentira.

No hay comentarios:

Publicar un comentario